Inicio

Santa María, Madre de Dios, Ruega Por Nosotros Pecadores, Ahora y en la Hora de Nuestra Muerte. Para Que Seamos Dignos de Recibir Las Promesas de Nuestro Señor JesuCristo. Amén

Rezo del Santo Rosario
Rezo del Santo Rosario

Menú Rezo del Santo Rosario

LUNES……………… Misterios Gozosos

MARTES…………… Misterios Dolorosos

MIERCOLES………. Misterios Gloriosos

JUEVES……………. Misterios Luminosos

VIERNES…………… Misterios Dolorosos

SABADOS………….. Misterios Gozosos

DOMINGOS……….. Misterios Gloriosos

Santo Rosario
Santo Rosario

Virgen del Santo Rosario

El Santo Rosario afirmará y hará crecer tu Fe de una manera rápida. Mientras rezas cada misterio repasa en tu mente cada situación en la vida de Jesús y María. Al cabo de unas pocas semanas tu fe comenzará a crecer, y así también tu amor a Jesús y María.

Una fe más fuerte hará que luches con más ganas frente a nuestro enemigo que trata de alejarnos de Dios. El Santo Rosario fortalece tu fe. Y con la ayuda de nuestra Santa Madre venceremos, logrando la Vida Eterna junto a Jesús, en el Reino de los Cielos.

El Santo Rosario fortalecerá tu Esperanza de que el Reino de los Cielos es verdadero y Jesús prometió preparar una morada para cada uno de nosotros. A esta morada iremos en nuestro nuevo cuerpo, un cuerpo que no se enferma, un cuerpo que no envejece, y además un cuerpo que no muere. Esta Esperanza te hará fuerte para enfrentar amenazas y castigos, ya que nadie puede tocar tu espíritu.

El Santo Rosario hará que hagas Obras Buenas. La Caridad y el Amor al Prójimo, especialmente al más necesitado, serán tu carta de presentación frente a Jesús en el día del Juicio Final. No solo eso, además María, nuestra Madre, será tu testigo y abogado, ya que estarás con el Santo Rosario en tu mano, y ella le mostrará a Jesús un hermoso Jardín lleno de Rosas, y dirá en tu favor que muchas de esas rosas son los Rosarios que TU rezaste día a día.

El Santo Rosario te dará Vida Eterna. Vida en Abundancia.

Bienvenido a este sitio, y recuerda que todos los cristianos estamos esperando la Venida de Cristo. Por ello lee el Nuevo Testamento, Ora al Padre, Conversa con Jesús, Reza el Santo Rosario, y medita, examina tu vida y los cambios que puedes hacer para Amar: amar a Dios y a tus hermanos. Es necesario que nos preparemos. Dios nos quiere junto a El, trabajando para El, sirviéndolo en todas nuestras actividades, y propagando su Palabra.