Maternidad Divina de María

María es el puente que une las dos orillas

 

La maternidad divina de María.  El pueblo cristiano lo creía y lo confesaba.  Nestorio lo negaba y el Concilio de Efeso zanjó la cuestión afirmando las dos naturalezas, divina y humana, de la única persona dividida de Cristo y concluía que María es la Madre de Dios, por ser ella quien dió la naturaleza humana a Cristo Jesús.

Aquí radica la grandeza de María, en quien se realizó el hecho más sorprendente de la historia humana: el encuentro de Dios con el hombre.  El Hijo del Padre se hace humano en María y se encarna en nuestra raza:  si no fuera dato de fe parecería fantasía mitológica.  Pero es el hecho revelado que constata Pablo en la segunda lectura de hoy:  “Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, … para hacernos hijos adoptivos”.  Anuncio alegre que merece una meditación pausada y agradecida.  

Esta filiación adoptiva en Cristo es una vivencia, una actitud y una moral de hijos y no de esclavos, de amor y no de temor.  Creemos que Dios se hace hombre para que éste se convierta en hijo de Dios por adopción.  Este doble movimiento del proyecto divino se apoya, como en su eje, en la maternidad de María.  Ella es el puente que une las dos orillas.  Por eso su maternidad es un servicio a toda la humanidad.  Con razón bendecirán a María todas las generaciones de la historia.

Comenzamos la celebración deseándonos la paz (primera lectura).  Una palabra gastada, una asignatura pendiente.  La “paz armada” es una mina fabulosa de dinero.  Y lo más triste es que la carrera armamentista corre paralela con la curva ascendente del hambre, la enfermedad, la incultura, la miseria.  Un gramo de amor vale más que una tonelada de explosivos.  Todos tenemos que desarmarnos.  Cada uno tiene armado su corazón y a la defensiva por la soberbia y por el ansia de dominio.  Mientras no nos desarmemos todos, por dentro y por fuera, es un sarcasmo y una comedia desearnos la paz y la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *