Padre Nuestro

Para la Iglesia católica, el Padre nuestro es la oración por excelencia. Recibe también el nombre de oración dominical, del latín Dominicus (“Señor”), dado que Jesús de Nazaret es llamado Señor con frecuencia en los escritos cristianos y fue él quien transmitió a los apóstoles esta forma de orar.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica el Padre Nuestro es el resumen de todo el Evangelio.  San Agustín de Hipona escribió: «Recorran todas las oraciones que hay en las Escrituras, y no creo que puedan encontrar algo que no esté incluido en la oración del Señor.»

Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu Reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén

 

 

Intenta de vez en cuando, al estar solo y en silencio, rezar esta oración usando YO en vez de Nosotros, y cambiando ciertas palabras de forma de que la oración sea tuya y de corazón.  Te da una sensación de cariño y confianza con tu Padre en el Cielo, quien te cuida y te ama.

A continuación una versión libre, solo para que te hagas una idea.

Padre, Tú estás en el Cielo, ese lugar al que yo quiero ir junto a Jesús tu hijo,
eres Santo porque solo haces cosas buenas y con amor (aun cuando no entiendo algunas) y porque te amo es que respeto tu nombre y solo me refiero a ti cuando es necesario,
ya siento tu presencia en tu Reino en esta tierra, lo veo en todas las cosas y personas bellas,
solo quiero hacer tu voluntad aquí en la tierra como quiero hacerla en el Cielo.

Danos alimento, hoy y cada día, a todos en mi familia, mis amigos y a todos en el mundo,
perdóname todas y tantas ofensas que te hago,
como también yo mismo perdono a los que me ofenden y me dañan;
y por favor no me dejes caer en la tentación que siento antes de pecar, quiero ser fuerte para luchar,
y líbrame de todo mal y del malo.

Padre, te amo.

Amén

 

4 thoughts on “Padre Nuestro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *